Ave. 8 Calles 23 y 25, San José, Costa Rica

+506 2255-1313

ZT Tabs

 

La Corporación Arrocera Nacional (Conarroz), comunica el nombramiento del Ingeniero Agrónomo, Fernando Araya Alpízar, como nuevo director ejecutivo, en funciones a partir del próximo martes 2 de mayo del 2017.

 

La designación fue acordada unánimemente por la Junta Directiva de Conarroz. El Ing. Araya Alpízar, sustituye en el cargo al Ing. Minor Barboza Esquivel. 

 

El nuevo director ejecutivo cuenta con una licenciatura en Ingeniería en Agronomía, del Instituto Tecnológico de Costa Rica (ITCR), donde cursó el programa profesional Administración de Proyectos Cooperativos. Actualmente cursa una Maestría en Administración de Negocios con énfasis en Gerencia Industrial. 

 

Además participó en un seminario sobre Implementación del Fertirriego en la Agricultura Intensiva, en Israel, así como asistir a cursos referentes a la Administración de Proyectos Cooperativos, Avalúo de Bienes Inmuebles Agropecuarios, Regencias Agropecuarias, Dirección de Reuniones y Confección de Actas, Rol y Funciones de los Cuerpos Directivos y Gerencia, Relaciones Humanas, y Etiqueta y Protocolo Corporativo. Asimismo realizó en Guatemala pasantías en Manejo Administrativo de plantaciones bananeras y manejo de recursos humanos; y Manejo administrativo de plantaciones bananeras y sistemas de fertirriego; y en sus inicios colaboró en el Departamento de Investigaciones de la Standard Fruit Company. 

En el campo laboral ejerció como asesor del despacho del Ministerio de Agricultura y Ganadería, donde estuvo a cargo de los programas de seguimiento de los cultivos de Arroz, Palma Aceitera, Papaya, Cebolla, Frijol y Azúcar, así como los proyectos de la Alianza por el Empleo y Desarrollo productivo y de enlace en la Mesa de Agricultura. Asimismo tenía a cargo el seguimiento en la presentación y ejecución de  los planes de atención de emergencias MAG-CNE y de miembro activo en la Comisión Institucional del Sector Arrocero. Además fungió como gerente de Coopecalifornia, R.L. y administrador de varias fincas  agroexportadoras.

Arroceros producen microorganismos para sus cultivos

Productores arroceros de diversas regiones del país aprendieron a fabricar, mediante sustancias biofermentadas, microorganismos benéficos, que se utilizarán para el control biológico de plagas y enfermedades en sus cultivos.

El grupo de agricultores asistió a la segunda jornada del curso “Arroz sostenible”, que se imparte en la Escuela Nacional del Arroz, en Cañas, creada bajo el convenio firmado entre la Corporación Arrocera Nacional (Conarroz) y la Universidad Técnica Nacional (UTN).
El Ing. Minor Barboza, director ejecutivo de Conarroz, comentó que tales principios de agricultura sostenible, ayudan al productor a aminorar los costos de producción al recurrir al uso de estos microorganismos para controlar las bacterias y hongos, que podrían causar daños en el cultivo.

Agregó que el propósito del curso, coordinado por la Dirección de Investigación de Conarroz, es identificar alternativas de producción que aumenten la productividad; reducir los costos y mejorar las condiciones agro-ecológicas de la finca, para garantizar la sostenibilidad del sector arrocero en el tiempo.

El curso es impartido por Andrés Vásquez Ulate, ganador de la Medalla Nacional al Mérito Agrícola 2016, otorgada por el gobierno, por su labor de producir arroz libre de pesticidas. La próxima clase será el 8 de marzo entrante, en la UTN, sede Cañas.

 

 

 

 

“La producción nacional debe tener preferencia siempre”, enfatizó el diputado Ottón Solís, tras escuchar la exposición sobre los efectos negativos en el sector arrocero costarricense, que causan las importaciones de arroz elaborado (pilado e integral), internadas en el país por importadores privados que no siembran ni compran la cosecha nacional.

Junto a sus compañeros de la Comisión de Asuntos Agropecuarios, el legislador del Partido Acción Ciudadana (PAC), escuchó ayer martes los razonamientos  descritos por la comitiva de la Corporación Arrocera Nacional (Conarroz), integrada por Eliécer Araya, presidente; Eduardo Rojas, vicepresidente; y Minor Cruz, director de Operaciones.

En el recinto de la Comisión, los diputados intercambiaron datos con los representantes de los arroceros, acerca  del crecimiento desmedido de las importaciones de arroz pilado e integral, que alcanzaron en el último sexenio un aumento del 500 por ciento, desplazando en el 2016 la producción local en unas 25 mil hectáreas y arriesgando el trabajo de más 45 mil familias empleadas, directas e indirectamente, en el sector.

Los arroceros solicitaron la ayuda a los legisladores para frenar las importaciones, que ponen a competir en condiciones desiguales, en materia de precios, a la industria arrocera local.

Paralelo a esta audiencia, Conarroz mantiene conversaciones con las autoridades de gobierno para buscar mecanismos de solución inmediata al caso de las importaciones de arroz pilado e integral, procedente de Suramérica.

La Nación

Legisladores aprobaron moción para solicitar bloqueo a grano más barato del exterior
Ministro de Economía rechaza petición de diputados de frenar importación de arroz de Argentina y Uruguay

Jerarca opina que con cerrar frontera no se soluciona la situación de los productores nacionales


Por Gerardo Ruiz Ramón gerardo.ruiz@nacion.com


Los titulares del MEIC y del MAG, Welmer Ramos (der.) y Luis Felipe Arauz, respectivamente, deben involucrarse en la solución para que los productores de arroz no sean perjudicados por la importación del grano desde el exterior, según los diputados. (Albert Marín)

San José
El hasta hoy ministro de Economía, Wélmer Ramos, rechazó una moción de los diputados de la Comisión de Agropecuarios, quienes le solicitaron al gobierno tomar las medidas necesarias para frenar la importación de arroz pilado (sin cáscara) con el argumento de que se está arruinando al productor nacional.

En criterio de Ramos, quien renunció hoy a su cargo para dedicarse a una precandidatura presidencial por el PAC, la moción responde "al calor de una petición de un sector", el arrocero, y no solventará la problemática del mercado arrocero costarricense.

"Ellos (los diputados) lo que hacen es decir que se frenen las importaciones, esa es la conclusión a la que llegan, pero la complejidad de un mercado como el arrocero es muchísimo mayor, e implica tener un balance entre tres o cuatro actores: el consumidor final, el productor y los industriales", estimó.

Ramos explicó a La Nación que la moción aprobada por unanimidad, en la Comisión de Agropecuarios, no sería ejecutable pues el Poder Ejecutivo carece de instrumentos técnicos que le permitan parar del todo la importación de arroz.

Leer Más    Acceso directo a SIA - Sistema integrado de información arrocera

La Corporación Arrocera Nacional (Conarroz), acordó dar un plazo de 30 días al gobierno de la República,  para que entregue una respuesta a las peticiones presentadas por el sector, principalmente aquellas relacionadas con las importaciones de arroz elaborado (pilado e integral), que tienen en riesgo de desaparecer  unos 65 mil empleos, directos e indirectos, en la actividad.

Eliécer Araya, presidente de Conarroz, explicó que el gobierno debe contar con un tiempo prudencial para buscar eventuales soluciones a esa problemática que, además de las importaciones procedentes de Suramérica, aquejan al sector como son el seguro de cosecha, recibo de arroz, inocuidad, crédito, costos de insumos, entre otros.

“Conarroz, como entidad rectora de la actividad, durante ese periodo continuará en el marco de negociaciones con el gobierno,  iniciadas el pasado 9 de enero cuando se reunieron con los ministros Welmer Ramos (Economía) y Luis Felipe (Arauz), y posteriormente con el presidente de la República, Luis Guillermo Solís, con la finalidad de encontrarle una salida a esta  situación, que afecta a la actividad productora del principal grano de la canasta básica nacional”, comentó Araya.

Agregó que la crisis tiene en riesgo a una población laboral estimada en unos 65 mil empleos, generados por el sector en zonas rurales donde las fuentes de trabajo son muy escasas. “Además el país debe aplicar medidas de inocuidad para resguardar la seguridad alimentaria y el gusto  del costarricense por el buen arroz, como el que se produce en nuestros campos”, mencionó.

“Las importaciones de 55 mil toneladas métricas, en el 2016,  desplazaron  unas 25 mil hectáreas de arroz, que equivalen a lo que se siembra en un año en la región Chorotega. El arroz importado no solo afecta la producción nacional arrocera sino también al sector industrial, al competir en condiciones desiguales, en materia de precios, contra esos contingentes del grano procedente de Suramérica”, manifestó Araya.

El presidente de los arroceros reconoció que existe buena disposición del gobierno por encontrar soluciones a la situación, agravada por las importaciones de arroz, que  aumentaron en un 500 por ciento en el último sexenio.

“Esperaremos 30 días antes de tomar otras medidas”, advirtió Araya.

 



Contáctenos

Ave. 8 Calles 23 y 25, San José, Costa Rica

Teléfono: +506 2255-1313

Fax: +506 2255-3210

E-mail: fax@conarroz.com

Llene el formulario en nuestra página de contacto